Archive for la moda durante la II Guerra Mundial

LA MODA DURANTE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

Nocturno en do sostenido menor de Chopin. Władysław Szpilman

A comienzos de los años 30,  la sociedad del viejo continente se encontraba inmersa en un carnaval  que se expandía  por todos los ámbitos; por un lado comenzaba el circo de los totalitarismos que desembocó en el “Carnaval de sangre” de la 2ª Guerra Mundial, y por otro lado, el exceso carnavalesco de la moda.

La moda, siempre fiel a los cambios sociales, intentaba  deslumbrar y aturdir a sus seguidores con un exceso en los adornos, los complementos etc., y así  evitar  no ver o no sentir las turbulencias sociales que se vivían en el momento. Entre estos esperpénticos, exuberantes excesos destaca el uso del sombrero cuyos diseños rozan el ridículo, pero eso sí, van bien contextualizados con la farándula carnavalesca  y su efímera vida. Todos asistieron a su funeral y no sólo se la  lloraba a ella.

SOMBREROS COLORSOMBREROS

 

A comienzos de los años 40 un mar de lágrimas inundaba Europa, se había declarado la Segunda guerra mundial.

GUERRA

Se lloraba por varias razones: ingenuidad, se solía creer que no habría otra  como la “Gran guerra europea”; despecho, volvía a ser Alemania la causante de los conflictos bélicos, pero sobretodo se lloraba porque se sabía que las balas, tanques, aviones, fusiles, gases, incluso las anticuadas trincheras borrarían toda la sociedad  recién reconstruida, los locos años 20, el carnaval, la escasa burguesía, sería un empezar de CERO.

Las casas de costura y sus diseñadores también derramaron  agua por los ojos; Alemania controlaba la “Alta costura parisina”, la mayoría de los diseñadores fueron exiliados y los pocos que continuaban con la aguja en la mano, veían coartada su inspiración por la escasez de telas y el raciocinio ( en Alemania no hubo escasez hasta 1943).Continuaban cosiendo Elsa Schiaparelli, Patou, Madeleine Vionnet, Nina Ricci, Marcel Rochas , Gabrielle Chanel ( se exilió posteriormente)…La moda atraviesa en estos momentos un feísmo absoluto, sobretodo en la moda masculina dónde predominan los colores grises y pardos; se produce un recorte de telas, se busca economizar lo más posible en un traje, se quitan bolsillos, se populariza el uso del chaleco, se quitan los pliegues, disminuye el tamaño de los cuellos y las solapas etc.; se usan telas sintéticas, seda artificial y lo más impactante es el abandono del sombrero.

MODA MASCULINA COLOR MODA MASCULINA

 

 

 

 

 

 

 

La moda femenina se mantiene estable en estilo a pesar de los escasos recursos que también sufrieron, sin embargo lo que mas disgustaba  a los artistas de la haute couture era  que no podían llevar a la calle sus nuevas propuestas  debido al bajo nivel de solvencia económica de los sectores de la población fashion victims, solo podían saborear ese dulce caramelo a través de Vogue  que seguía publicando, hasta que Goebbels – Ministro de propaganda  del Führer- eliminara el lujo de la población, tanto tiendas de joyas como las revistas. Un dato curioso es el desacuerdo de Adolf Hitler ante esta medida y añadió las siguientes palabras “no hay necesidad de que una mujer se ponga fea”, sin embargo si que quería deportar la industria de la Alta Costura parisina a Berlín. Lucien Lelong, a cargo de la  Cámara de alta costura resistió e intentó evitar la deportación de la moda parisina.

 MODA FEMENINA COLORMODA FEMENINA BLANO Y NEGRO

 

 

 

 

 

 

 

  

C’est finí!, la guerra acaba el 2 de septiembre de 1945 y comienza  una nueva historia de reconstrucción de países, de pulso entre EE.UU. y Francia por el liderazgo de la moda, de cultura yankee, de la sociedad de masas de Andy Warhol y del New Look de Christian Dior. Continuará….

 

Katerine Stefania Riera Bolaños

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.